¿Sabes cómo ahorrar dinero de forma efectiva?

como ahorrar dinero

El hábito de administrar tu dinero es más importante que la cantidad de dinero que tienes que administrar. ¡Empieza a familiarizarte con los métodos que los ricos utilizan para administrar sus finanzas!

REPITO esta frase de T.Harv Erker, autor del libro «Los secretos de la mente millonaria», para que se te quede grabada:

→ El hábito de administrar mi dinero es más importante que la cantidad de dinero que tengo que administrar.

Es decir que si tu piensas «empezaré a administrar mi dinero cuando me haga rico» es igual que decir «empezaré a ir al gimnasio cuando haya bajado de peso». ¿Tiene sentido?

Si la contabilidad te parece una actividad aburrida o compleja, te invito a echarle un vistazo a este artículo para que comprendas la importancia de administrar tu dinero de forma escrita. Si aplicas el siguiente ejercicio sencillo con disciplina, te aseguro que llegarás a ver qué tu dinero rinda más de lo que piensas y también estarás en la capacidad de corregir tu planeación financiera.

→ ¡Elimina los hábitos nefastos para tu economía, con el fin de realizar las actividades que de verdad te importan!

Sin tardar, comenzamos:

¿Como llevar la contabilidad de mis gastos personales?

Ejercicio del Cuaderno de Balance

metodo de ahorro por semana

Abre una libreta de seguimiento que llamaremos «cuaderno de balance», que vas a dedicar solo para este ejercicio. (A partir de hoy y para el resto de tu vida ;))

Escribe el mes en curso. Luego divide la hoja en 2 columnas (Ingresos/Gastos):

  • Apunta a diario TODO lo que gastas (hasta los 2 pesos del chicle del semáforo)
  • Apunta a diario TODO lo que ingresas (sueldos, comisiones, propinas, regalos…)

 

Es decir, TODO lo que entra en tu bolsillo y TODO lo que sale de tu bolsillo «en tiempo real», que sea en efectivo, por tarjeta o cualquier método de pago. Este ejercicio es diferente del presupuesto mensual. No tiene como objetivo hacer una simulación, sino que debe reflejar tus movimientos de cuenta reales día a día. Por eso, la regularidad es muy importante para este ejercicio. Si olvidas apuntar un día, intenta recordar lo que te gastaste, y sigue con los siguientes días. Incluso guarda los tickets de tus compras para ayudarte a hacer tu resumen.

→ Al final del mes, suma la columna de ingresos y suma la columna de gastos. De esta manera conocerás con precisión tu resultado (balance entre el total de ingresos menos el total de gastos).

→ Si el balance te sale positivo, felicidades vas por buen camino. Sigue monitoreando tu economía.

→ Si te sale negativo ya es un indicador que tienes que cuidar más tus finanzas el siguiente mes. Y para ello solo tienes 2 opciones: ganar más o gastar menos.

La idea principal de este cuaderno de balance es hacerte consciente de los gastos invisibles (como ese chicle del semáforo que cada mes te cuesta tanto), y tener un seguimiento anual de tus gastos recurrentes para sacar un presupuesto cada vez más ajustado a tu estilo de vida ideal.

Recuerda: → un producto o servicio barato que no necesitas, te cuesta caro.

Ahora va la segunda etapa:

¿Qué gastos no esenciales puedes cortar para lograr ahorrar la cantidad que necesitas para ese nuevo proyecto que sueñas iniciar?

¿Te has dado cuenta que el chicle del semáforo no te cuesta 2 pesos al día, sino 2×30 que son 60 pesos al mes? Fíjate bien como la acumulación de gastos pequeños que son a veces para uno puros “caprichos” o “lujos”, te impiden realizar actividades que darían mayor sentido a tu vida. No digo que es malo regalarse placeres superficiales de vez en cuando, el vicio es hacer de ello una costumbre ciega y por ende una adicción tóxica.

Para ayudarte a tener más claridad, agrupa tus gastos en categorías generales para conocer los puestos en los que ocupas más dinero. Las categorías son libres y muy ligadas a tu estilo de vida, por ejemplo pueden ser :

  • Coche (aquí van los números de : servicios, refacciones, seguros, licencias de manejo, impuestos, etc.)
  • Pero si no tienes coche, seguramente llamarás esa categoría «transporte» que incluye costos de pasaje…etc.
  • Otra categoría puede ser «Hogar» incluyendo renta, agua, luz, servicios de internet, etc.
  • Otra categoría puede ser «Hijos» incluyendo gastos de la escuela, actividades deportivas, etc.
  • Otra categoría puede ser «Ropa»…
  • Otra categoría puede ser «Diversión/Viajes» incluyendo cuentas de restaurante, cine, salidas a parques, etc.
  • Etc.

Puedes realizar el ejercicio junto con la primera etapa en una hoja de cálculo Excel, o también existen aplicaciones móvil que te facilitan el trabajo con categorías pre-definidas y cálculos automáticos, pero en lo personal me gusta más hacerlo en mi libreta ya que me permite descansar de la pantalla y establecer «físicamente» mis números y prioridades.

Luego, si haciendo el recorte de tus gastos no esenciales te das cuenta que sigues con pérdidas importantes, considera la siguiente opción:

¿Qué gastos esenciales puedes reacomodar para lograr ahorrar la cantidad que necesitas para ese nuevo proyecto que sueñas iniciar?

Por ejemplo, puedes tomar la decisión de mudarte a una vivienda más barata, o más cerca de tus principales actividades (trabajo, escuela…) para ahorrar dinero en transporte, etc. Es ahí donde entra la parte creativa de buscar soluciones alternativas.

A veces nos aferramos a pertenencias materiales, olvidando que las opciones son muchas. Lo importante es que gracias a este «cuaderno de balance» tendrás cada mes un punto de referencia. Si sigues con tu viejo hábito de ignorar la contabilidad personal y planificación financiera, te encontrarás siempre en un vacío mental que te impide establecer una visión a largo plazo, y continuarás quejándote que «no puedes pagarlo».

Menos es más

Del mismo modo, la forma más efectiva de ahorrar es iniciarte a un estilo de vida minimalista, dónde compras menos cosas, pero cosas de mejor calidad que te van a durar mucho tiempo. Empieza por vender todo lo que no ocupas en tu casa (ropa y accesorios que nunca te pones, juguetes, etc.). Te aportará el capital disponible para comprar cosas que realmente valgan la pena, además de aliviar tu carga mental.

Conclusión

Espero que este artículo te haya sido de ayuda como primer paso para monitorear tus finanzas personales. Recuerda que no necesitas establecer una contabilidad muy compleja ya que con frecuencia son los métodos más sencillos que aportan los mejores resultados. La clave está en el enfoque y la regularidad para desarrollar una disciplina de administración de tu dinero.

¿Este artículo te pareció útil?

Ayúdame a compartir con alguién que lo necesite!

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
activos que generan ingresos pasivos
Finanzas personales

Ingresos pasivos y activos

¿Alguna vez te has planteado la idea que ganar dinero mientras duermes es posible? En este artículo te explico la diferencia entre ingresos activos e ingresos pasivos.

Leer más »

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *