Inteligencias múltiples: ¿Cúal es tu don para sanar?

inteligencias múltiples

Todos tenemos un lugar, donde podemos brillar, sin tener que imitar a otros. En este artículo quiero ofrecerte una reflexión sobre los tipos de inteligencia y una manera de empoderar tus talentos innatos. ¡Sigue leyendo!

¿Qué aprenderás en este artículo?

Los tipos de inteligencia

Inteligencias múltiples: ¿8 o 12 tipos de inteligencia?

desarrollar inteligencias multiples

En mi opinión, no importa tanto el número de etiquetas para “clasificar” los tipos de inteligencia…

¡Basta con darnos cuenta que NO existe un único tipo de inteligencia!

¿Has notado las fallas del sistema de calificación en el plan escolar tradicional? 

No hay que ser psícologo para observar que cierta clase de alumnos se integra con facilidad al programa de estudio, y que los otros, se rebelan en contra de los maestros…

El Coeficiente Intelectual o IQ por sus siglas en inglés, ha sido estudiado y utilizado desde hace décadas como la referencia principal en término de “prueba de inteligencia”. 

Pero…

¿Sabías que a Coeficiente Intelectual igual, lo que diferencia el éxito de 2 personas en la vida, es su nivel de Inteligencia Emocional?

«El problema con el colegio es que te dan la respuesta y luego te dan el examen. La vida no es así.» Robert Kiyosaki.

Por lo que reducir la inteligencia al Coeficiente Intelectual es un grave error, que la jerarquía utiliza para catalogar a las «personas buenas» y las «personas malas». Y como consecuencia, desalenta la expresión espontánea, empática, natural y deliberada… Divide y fomenta la competencia en lugar de la cooperación.

Hoy en día, existen escuelas inclusivas que tratan de ampliar la gama de habilidades y de adaptar las enseñanzas a los talentos innatos de sus alumnos, basando sus contenidos en las inteligencias múltiples (inteligencia lógico-matemática, inteligencia lingüística o verbal, inteligencia espacial, inteligencia musical, inteligencia kinestésico-corporal, inteligencia intrapersonal, inteligencia interpersonal, inteligencia naturalista, etc…), pero una vez más, no es suficiente…

¿Qué es la inteligencia emocional?

Independientemente de las aptitudes de cada quién, la Inteligencia Emocional es la capacidad de manejar nuestras emociones (nuestras pasiones y conflictos internos), para relacionarnos con el mundo exterior.

La definición de inteligencia, en su esencia, es la capacidad de adaptación a una situación que se nos presenta (y la capacidad de tomar decisiones para nuestro futuro y sobrevivencia).

Entonces NO se puede clasificar a una persona de inteligente o idiota:

  • Primero, si no se especifica el contexto de la tarea a realizar. 
  • Segundo, el juicio de “idiotez” no se vale ya que a veces los descubrimientos genuinos se hacen por equivocación. ¿Te suena el dicho “No sabía que era imposible, entonces lo hizo”? Es la variedad de puntos de vista que enriquece el diálogo, la investigación y el avance de la humanidad.

 

Ahora, se puede comprobar que una persona con inteligencia emocional madura es más propensa a desarrollar exitosamente sus demás tipos de inteligencias naturales:

Sus fortalezas son la perseverancia (no se desanima ante la primera dificultad) porque sabe que las pruebas y errores son parte del crecimiento. Conserva la fe y el optimismo, así como tiene la capacidad de resistir a un impulso o vicio (gusto instantáneo), para alcanzar un objetivo a largo plazo y obtener una recompensa de mayor calidad. (Por ejemplo, resistirse a comer dulces y botanas a cada rato, para bajar de peso y entonces conocer la satisfacción de cuidar y amar su cuerpo. O bien resistirse a comprar ropa en oferta que no necesita, para ahorrar dinero y salir de viaje en familia, etc.)

La buena noticia es que, según los expertos, si el Coeficiente Intelectual es más difícil de modificar y se queda estable durante toda la vida, la Inteligencia Emocional sí se puede aprender.

Fórmula del éxito: (Conocimientos + Experiencia) x Actitud = Resultado

Si el conocimiento se suma a la experiencia, la ACTITUD (o inteligencia emocional) se encarga de demultiplicar el impacto de los resultados. 

Es por eso que, por ejemplo, una persona carismática sin conocimientos especializados, tendrá por lo general más éxito en convencer al público que una persona tímida con un lenguaje técnico.

(Obviamente lo ideal sería desarrollar los 2 campos, tanto el conocimiento espacializado como cuidar la presentación)

Entonces, ¿Cuál es mi don para sanar?

Para descubrirlo, primero debes dejar de compararte a los demás y mirar dentro de tí.

Definir tus propósitos desde el corazón (reflejos de tu anhelo) y elegir el tipo de personas con quién deseas relacionarte (¿Quienes son mis pacientes ideales? ¿A quienes puedo ayudar mejor de acuerdo a mis valores?).

Puedes sanar a través de la lógica, de la ciencia, puedes sanar a través de la intuición, de la fé y la esperanza. Ofreciendo razón al servicio de la emoción, u ofreciendo emoción para “descontracturar” la razón.

Hay personas que se desempeñan muy bien para sanar desde el habla.

En mi caso he encontrado mi don de sanar a través de la escucha y la escritura, el tacto y la compasión (masajes y reiki), las artes visuales o expresión corporal (diseño gráfico, modelo foto, baile de fuego, etc…).

cual es mi talento

Recuerda que todos tenemos habilidades y necesidades distintas.

Por eso mismo, un terapeuta no siempre es adecuado para todo el mundo. 

Un terapeuta puede tener excelentes resultados con personalidades introvertidas, por ejemplo, y ser rechazado por personalidades más impulsivas.

De lo contrario, otro terapeuta puede manejar muy bien las crisis de agresividad en pacientes conflictivos e hiperactivos, pero generar vergüenza y desconfianza en personas más sensibles.

Si buscas tratar un problema personal, no te limites al primer terapeuta que encuentres, aún si te lo ha recomendado un conocido. Puede que necesites probar diferentes tipos de terapias para sentir cuál método te está funcionando mejor, de acuerdo con tu tipo de personalidad.

El viaje del autoconocimiento

Hay personas que desde la infancia sienten una pasión y se dedican a ella para toda la vida, y otras que les gustan probar un poco de todo sin hacerse especialista en un campo específico. Cual sea tu ambición, tú también tienes un don para sanar.

Para conocerte mejor y descubrir tu tipo de personalidad, puedes apoyarte en libros de desarrollo personal como por ejemplo el excelente “Eneagrama: ¿Quién soy?” de Andrea Vargas.

De la teoría a la práctica

La vida es evolutiva, en constante movimiento. Las cosas no son definitivas y tampoco irreversibles. Esto es una invitación: libérate de los prejuicios, de los «¿Qué dirán?» y anímate a dar un giro. ¡Encuentra tu voz única!

La intención es cultivar en tí, a través de la práctica, lo que quieres inspirar a los demás.

Recuerda que si tienes miedo, es una buena señal. Significa que te importa. Significa que te lo estás planteando de verdad! Enfócate en tus valores para tumbar la cortina del miedo y de la lástima.

Si conoces tu «¿por qué?» y tu «¿para qué?», entonces el «¿cómo?» ya no representa un obstáculo.

Trabajando exclusivamente con tus fortalezas, crearás un círculo virtuoso de automotivación, que paso a paso te llevará un poquito más cerca de la meta. Así dejarás de luchar contra tus defectos, y te darás cuenta más adelante, que mágicamente esas debilidades se amoldaron a tu objetivo y que no eran limitantes. La idea es salir en confianza de tu zona de confort para entrar a tu zona de aprendizaje: es así que desarrollarás con pasión tus inteligencias múltiples.

Puede que los métodos que estés empleando no sean tan eficaces como los de otras personas y que las cosas vayan lento a tu gusto, pero lo importante es actuar. Dar el primer paso, seguir actuando, no dejar de actuar, y mejorar la trayectoria en el camino, conforme adquieres más experiencia. Es útil pedir consejos y retroalimentación, pero recuerda no compararte, la única competencia se juega contigo mismo.

(Por ejemplo, a mí me pone nerviosa hablar por teléfono, y por lo general suelo utilizar las herramientas de mensajería y correo electrónico. Pero luego me doy cuenta que a veces pierdo mucho tiempo con eso, y entonces me convencí de hacer llamadas directas para recibir respuestas urgentes. Pero si hubiera empezado desde el principio con el teléfono, que me da terror desde niña, me hubiera paralizada y no me hubiera dado ni la oportunidad de intentarlo. Y con la práctica, he notado grandes mejorias.)

Como lo señalo en mi artículo «¿Y tú, crees en la magia?» , descubrí que podía lograr todo lo que me propongo sin la necesidad de ser perfecta.

Y lo mejor es cuando uno logra rodearse de un equipo de personas que suman a tus habilidades, que te estiman tal y como eres y que te ayudan a crecer.

Conclusión

Como lo hemos visto, existen muchos matices de la inteligencia.

La verdadera pedagogía, debería ser «enseñar al alumno la capacidad de reflexionar y aprender por sí mismo”. Desarrollar tolerancia y libre albedrío para relacionarse exitosamente con los demás.

Por lo mismo, un terapeuta profesional no debería buscar un proceso de seguimiento largo para cobrar muchas sesiones (y volver a su cliente dependiente), sino que su misión es dejar de ser necesario para el paciente (ofrecerle autonomía).

Dejar de enfocarse en el «diagnóstico» o el «nombre de la enfermedad» y tratar la raíz del problema/trauma, gracias a herramientas de diálogo asertivo (sin juzgar). 

Estoy convencida, por ejemplo, que Alzheimer no es una enfermedad mental degenerativa, sino que se origina por una frustración emocional, una clase de depresión no atendida, donde la persona se auto-secuestra de manera involuntaria y bloquea su respuesta al mundo exterior. Con el paso del tiempo, el descuido de esta necesidad emocional se convierte en una enfermedad avanzada, hasta el punto de quiebra. Por eso, es importante que esas personas tengan un acompañamiento psicológico para sanar su ansiedad, una dieta rica en vitaminas y oligoelementos, etc… (y no solo darles ejercicios de cálculo mental o peor dejarlos con píldoras en un asilo).

Nuestro cerebro tiene la capacidad de regenerarse, de crear nuevas conexiones y caminos neuronales en todo momento, independientemente de la edad. Este proceso se llama plasticidad cerebral: por ejemplo, te suena lógico que si una persona pierde la vista, va a desarrollar más sus otros sentidos como el olfato, el oído y el tacto… Entre más entrenas tu cerebro (coordinación psicomotor, idiomas, etc), más fácil se vuelve para aprender nuevas materias.

Las claves son analizar y actualizar nuestro sistema de creencias y tomar consciencia sobre la importancia de la inteligencia emocional.

Al día de hoy, uno de mis deseos es crecer como facilitadora de bienestar emocional.

Con cariño, Lisa Félicie.

Recursos para trabajar la inteligencia emocional

comunicacion no violenta marshall rosenberg

Comunicación No Violenta

Guía por excelencia de resolución de conflictos interpersonales y autocompasión.

eneagrama ¿quien soy? andrea vargas

Eneagrama ¿Quién soy?

Una herramienta para identificar tu personalidad, trabajar en tus estados de ánimo, afilar tu capacidad de liderazgo y relacionarte exitosamente con los demás.

las 5 heridas del alma lise bourbeau

Las 5 heridas del Alma

Rompe con los patrones del ego y sana tus heridas de la infancia gracias a este famosísimo libro de Lise Bourbeau.

¡Y comparte con tu comunidad!

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
lisa felicie, receta felicidad
Estilo de vida

Receta para un día satistactorio

Si he aprendido algo del libro «los secretos de la mente millonaria» es que la felicidad y la riqueza no se cuentan en pertenencias materiales, sino en tu propia capacidad de administrar correctamente tus estados de ánimo. Llenar nuestras necesidades emocionales gracias a métodos sencillos, con el fin de sentirnos plenos, a pesar de pasar por malos ratos.

Leer más »
lisa felicie magia
Estilo de vida

¿Y tú, Crees en la magia?

Dime dónde colocaste tu cursor acerca de lo posible y de lo imposible… ¿Cuál es tu límite entre el creíble y el increíble? Aquellos que creen en la magia, están destinados a encontrarla. Hoy te quiero contar un poco de mi historia, para que tú también logres diseñar un estilo de vida a la altura de tus sueños.

Leer más »

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.