¿Para qué sirve la albahaca? Caracteristicas curativas y culinarias

para que sirve la albahaca

Además de ser una rica planta aromática, ¿Sabías que la albahaca tiene propiedades medicinales? Te comparto sus beneficios para la salud y algunas ideas originales para combinarla con deliciosos platillos.

Tabla de Contenidos

Propiedades medicinales de la albahaca

Si estamos acostumbrados a encontrarla en restaurantes gastronómicos, sus beneficios para la salud son menos conocidos.

1. Facilita la digestión

Utiliza el té de albahaca para combatir problemas de indigestión (malestar estomacal después de una comida pesada, náuseas) y dificultades digestivas en general, ya que sus propiedades regulan el Ph del estómago. Consumir albahaca sirve también para prevenir los parásitos intestinales, aliviar problemas de gases, estreñimiento, y quitar el mal aliento.

2. Limpia el organismo

La albahaca apoya al trabajo de los riñones (eliminar los cálculos) y reduce los riesgos de infecciones urinarias. Gracias a su característica de aumentar la producción de orina, facilita la eliminación de toxinas. Sus efectos drenantes te ayudan a bajar de peso y luchar contra la retención de líquidos.

3. Un remedio contra el insomnio

La albahaca sirve para calmar los nervios y combatir la ansiedad. Es una planta recomendada en caso de insomnio así como fatiga física y mental. (Útil ​​para tratar la depresión leve). Potencia la memoria y la concentración, mejora la visión.

4. Mejora la salud cardiovascular

Facilita la circulación sanguínea, reduce la hipertensión arterial y los niveles altos de colesterol. Regula el azúcar, previene la diabetes y la resistencia a la insulina.

5. Una fuente de antioxidantes e antiinflamatorio natural

La albahaca tiene muchos beneficios parecidos a los de la ortiga, incluyendo propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, gracias a las cuales retrasa el envejecimiento de los tejidos.

Contraindicado en altas dosis durante el embarazo (ya que puede adelantar el parto).

Uso culinario de la albahaca

La albahaca sirve principalmente de condimento. La hoja de albahaca es la estrella de la cocina italiana, y de la dieta mediterránea. Un ingrediente al sabor incomparable, para aderezos y postres gastronómicos. 

Aquí van unas ideas de platillos con los cuales me gusta combinar el rico aroma de la albahaca fresca:

  • En la pizza
  • En la pasta con salsa de tomate
  • Carne de res asada o pechuga de pollo acompañada de arroz blanco y hojas de albahaca recién cortadas
  • Ensalada de rodajas tomate y queso mozzarella de búfala campana
  • Ensalada de lenteja y cebolla picada
  • Bruschettas de pan tostado con ajo y aceite de oliva
  • En tortas
  • En sopas y cremas
pizza tomate albahaca

Receta del pesto de albahaca

pesto de albahaca

Ingredientes:

  • 50g de hojas de albahaca
  • 20g de piñones
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de sal de mar
  • 30g de queso parmesano rallado o en polvo
  • 100 ml de aceite de oliva orgánica
  • Pimienta o chile al gusto

 

Mezclar todos los ingredientes en una licuadora agregando el aceite de a poco, para obtener una pasta homogénea. Y listo.

Conservar en refrigeración y volver a colocar una fina capa de aceite de oliva después de cada uso para evitar la oxidación del pesto.

Cultivo de la albahaca : que tu alimento sea tu medicina.

La planta de albahaca es un arbusto pequeño que se adapta fácilmente en maceta. Organiza un espacio con diferentes plantas aromáticas que quede cerca de tu cocina, para tener condimento fresco al alcance de la mano. (Puede que te interese también: orégano, hierbabuena, cilantro)

El contacto cercano con una planta, es parte del proceso curativo. Las plantas aportan energía de vida al hogar. Si desarrollas el hábito consciente de cuidarlas (entender sus necesidades básicas), tratarlas con respeto, tu relación con los beneficios nutricionales se incrementará aún más. ¡Tener la satisfacción de cosechar tu propia comida y saber que ha crecido libre de pesticidas y procesos industriales no tiene precio!

Cuidados de la planta

  • Profundidad y diámetro mínimo de la maceta 20x20cm, y si tienes un lugar para sembrar directo en tierra mucho mejor.
  • Le gusta el sol directo y con una temperatura entre 15 y 25°. No soporta temperaturas bajas, así que si vives en un clima frío es mejor tenerla dentro de la casa.
  • Frecuencia de riegos regulares, cada 1 o 2 días pero evita inundar la planta. Cuida que tú maceta tenga un buen drenaje para evitar el desarrollo de hongos en las raíces.

 

Para cosechar las hojas, saca las más grandes en prioridad. La cosecha progresiva permite estimular el crecimiento de nuevas hojas.

Cuando empiezan a salir flores blancas en las extremidades, es probable que se debiliten las hojas de la rama en floración. Corta la flor para disfrutar más tiempo de tu planta aromática. Puedes dejar solo algunas flores para recolectar las semillas y reproducir tu planta.

La albahaca sirve también para la permacultura

Se dice que la albahaca sirve para ahuyentar insectos (mosquitos, pulgones, gusanos, escarabajos y moscas), lo que la hace de gran ayuda en huertos y jardines para combatir plagas de forma natural. Por ejemplo, si siembras albahaca al lado de las matas de tomate, las dos plantas se beneficiarán mutuamente.

Conclusión

¿Qué esperas? Tienes todo en mano para sembrar tu plantita de albahaca y realizar excelentes comidas saludables.

¿Te ha gustado este artículo?

¡Comparte lo que la naturaleza nos ofrece de bueno!

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.