Buena postura corporal: ¿cómo influyen las emociones?

Dolor de cuello y nuca por mala postura de cabeza

De niño, tu abuela te regañaba, porque te sentabas a comer con la espalda encorvada? O quizá te repetían siempre caminar con la cabeza alta? Hoy comparto una visión más amplia de la postura corporal, para comprender su origen e importancia.

Tabla de Contenidos

¿Existe una posición corporal correcta?

Concepción tradicional

Nos hemos empeñado en clasificar posturas correctas e incorrectas, por diferentes motivos (porque se ha observado lesiones tras la repetición de algunas posturas corporales, o simplemente por cuestiones de “estética” o “postura socialmente aceptada”).

Por lo tanto, nos enfrentamos al principal problema: la concepción tradicional sigue dibujando posturas fijas en un mundo en constante movimiento.

Claro, no pongo en duda los consejos de tu entrenador deportivo. Simplemente, en este artículo, observaremos la postura corporal desde un ángulo más amplio y estudiaremos el papel que juegan las emociones en el desarrollo de nuestra postura. Y trataremos de explicar por qué algunas personas tienen más dificultades para corregir su postura, a pesar de seguir un tratamiento físico correctivo.

Visión bioenergética

“Crear conciencia desde un estado de ánimo real, sin prejuicios, es la forma más saludable para adquirir una postura erguida."

Fisioonline

Significa que observar nuestras posturas de forma neutra (sin culparnos si está bien o está mal) es la mejor manera de tomar consciencia de lo que queremos corregir. Mirarnos con honestidad y empatía sobre la causa de nuestro posible desequilibrio, nos ayuda a comprometernos con nosotros mismos para adquirir una postura adecuada (ergonómica y saludable para nuestro cuerpo y organismo).

Lo que busca la medicina holística es acceder a la salud integral. Llegar a un estado de equilibrio armonioso entre el aspecto físico y el aspecto psicológico. Porque cómo lo explican muy bien los expertos de fisioonline, si estás en desacuerdo contigo mismo (adoptas una postura por obligación y no por elección), el cuerpo busca compensaciones para expresar su verdadera naturaleza interna. Entonces tu postura de apariencia recta, será una “postura falsa”, una postura rígida, que te puede traer consecuencias silenciosas.

Te dejo este video, titulado “Postura corporal y emociones. Estrategia para trabajar ambas cosas.” para que comprendas mejor la relación estrecha entre las emociones y el comportamiento físico. Es un poco largo (1 hora) pero vale la pena consultarlo cuando tengas tiempo.

Mientras, te enseño una guía para identificar algunas posturas dañinas, sus causas y consejos de tratamiento.

Tipos de malas posturas

Como lo hemos visto, las malas posturas no siempre están generadas con actividades externas. Por eso es útil aprender a conocer a fondo nuestro cuerpo y diferenciar las causas de nuestras lesiones o dolores crónicos.

Influencias físicas

Dolores causados por posturas relacionadas con movimientos repetitivos y sedentarismo

¿Cómo corregir una postura de hábito repetitivo?

Se trata principalmente de reorganizar el espacio de trabajo con herramientas ergonómicas, para facilitar la integración de un nuevo hábito saludable en nuestro cotidiano y mejorar la calidad de vida.

Pero la primera etapa consiste siempre en hacer consciencia. Darnos cuenta que tenemos una costumbre poco provechosa para nuestro bienestar y decidir que sí, queremos cambiar de hábito, para mejorar nuestra postura.

Pregúntate:

¿Cuáles son mis actividades recurrentes?
¿En qué ocupo la mayor parte de mi tiempo?

Visualízate haciendo esta actividad. Observa tu postura.

¿Sientes algún dolor, tensión, inflamación o sensación de cansancio cuando realizas la actividad?

Si notas alguna molestia con la práctica de tu actividad rutinaria, entonces pregunta con un profesional de la postura (osteópata o fisioterapeuta) como puedes corregir tu problema.

Estos son ejemplos de 4 afecciones que considero las más frecuentes de nuestras posturas repetitivas, y cómo acabar con ellas de forma preventiva, o por lo menos aliviar los síntomas discapacitantes.

1. Dolor de cuello y nuca por mala postura de cabeza

Es un problema ahora muy generalizado, de malas posturas por el uso del teléfono celular. En este video se enseñan 3 ejercicios sencillos para corregir la cabeza adelantada.

2. Mala postura al sentarse

Para las personas sedentarias que trabajan en oficinas o pasan mucho tiempo sentadas, puede resultar difícil lidiar con las tensiones de espalda y hombros. Para mejorar la mala postura al sentarse, recomiendo que si tienen la oportunidad de levantarse, salgan a caminar al menos de 5 a 15 minutos cada hora para mantener el cuerpo despierto, flexible y evitar entumecer la circulación sanguínea. Practicar a parte una actividad deportiva enfocada en estiramientos, como la yoga por ejemplo, también participa en la salud corporal. 

Postura “ideal” : Lo recomendable es apoyar la planta de los pies, rodillas a 90 grados y sentarse sobre los isquiones, esos huesitos en punta de la pelvis, para no encorvar la espalda baja hacia atrás, y ajustar la altura de la pantalla para conservar la cabeza erguida con la mirada al frente.

Puedes checar en internet ilustraciones sobre higiene postural en el trabajo. De hecho existe en el mercado toda una variedad de opciones de asientos ergonómicos. 

asiento ergonomico oficina En mi caso he probado diferentes tipos de sillas… Me funcionan en un inicio, pero con el tiempo siempre encuentro la forma de sentarme chueca. Así que si quieres una opción eficaz y económica, lo mejor que probé es utilizar una pelota de ejercicio (pelota inflable) como silla. Sentarme en la pelota me impide despegar los piés del piso, y el ejercicio de equilibrio favorece la posición recta. Hace que los músculos de la espalda estén activos y en movimiento para estabilizar la postura. Cuando me aburro, regreso a una silla normal y cuando luego me canso de la silla, regreso a la pelota. Alternar de asiento permite variar la postura y también despejar la mente y activar la creatividad. También puedes organizar un escritorio alto para trabajar de pie y así alternar entre la postura sentada y parada.

¡Busca aquí el asiento ergonómico ideal para ti!

Si pasas mucho tiempo en la computadora, considera también lo siguiente…

3. Tendinitis de antebrazo por uso de mouse

raton computadora ergonomicoEl hábito de hacer clics, con el antebrazo sin apoyo hace que la mano quede en una posición forzada durante un tiempo excesivo, y a largo plazo, puede desencadenar el síndrome del túnel carpiano o llamado síndrome del ratón.

Siempre se recomienda practicar movimientos y estiramientos de la muñeca y de los dedos para favorecer su recuperación, en tus tiempos de pausa laboral.

Cuando trabajaba en la oficina de lunes a viernes, había comprado un ratón ergonómico para simular un movimiento más natural de la mano. Es un ratón vertical que permite evitar la rotación forzada del antebrazo. Claro, cuesta un poco al principio acostumbrarse a su manejo porque no es común, pero la posición es muy confortable.

Si prefieres seguir con tu ratón clasico para no gastar mucho, puedes conseguirte una almohadilla de soporte ergonómico, para reposar tus muñecas.

4. Dolor en la espalda baja

faja lumbar invisible¿Realizas actividades de carga o pasas mucho tiempo de pie?

Puedes utilizar una faja lumbar (cinturón elástico) para mantener la zona lumbar apretada y relajar los músculos de la espalda baja y aliviar el dolor de la sciatica. Según tu actividad existen diferentes modelos, unas fajas delgadas que se pueden llevar debajo de la ropa o modelos de fajas más gruesas para trabajos de obra.

_________
Consejo adicional: Para levantar objetos pesados es muy importante doblar las rodillas (conservando la espalda lo más derecho posible) y utilizar la fuerza de las piernas para soportar el peso. Agacharse y jalar con la espalda y los brazos puede traer lesiones graves y consecuencias irreversibles.

Influencias emocionales

La postura interior o ¿Cómo te enfrentas a la vida?

La palabra Emoción viene de “Emovere” que significa Mover.
Las 4 emociones básicas representan 4 posturas (4 direcciones de movimiento):

  • La alegría hacia arriba
  • La tristeza hacia abajo
  • La ira hacia adelante
  • El miedo hacia atrás

Entonces nuestras emociones plasman nuestras reacciones instintivas frente a las diferentes situaciones que tenemos que atender.

Dependiendo de la emoción principal que nace en nosotros con relación al entorno en el que vivimos, podemos adoptar una identidad (nivel de autoestima). Por ejemplo, si el clima familiar está tenso, puedo adoptar una postura de miedo y tristeza, o bien al contrario expresarme con agresividad. De esta forma, los malos hábitos posturales pueden estar ocasionados por estados emocionales arraigados.

postura-de-defensa
Leyenda: un Jaguar en Paris

Posturas de defensa

El libro «Las 5 heridas del alma que impiden ser uno mismo» de Lise Bourbeau expone a la luz como nuestra corpulencia y postura depende directamente de nuestro carácter.

Por ejemplo, una persona que padece de la herida del abandono, será más propenso a tener una postura flácida y encorvada.

Una persona que padece de la herida de humillación tendrá más probabilidad de engordar, aunque siga una dieta estricta… Etc.

Así como una baja autoestima en general impide caminar con la cabeza alta.

Nuestra mente desarrolla posturas de defensa para intentar protegerse de dolores emocionales experimentados en el pasado. El problema es que no nos damos cuenta que evitar enfrentar los miedos solo contribuye a reforzarlos y permanecer en una falsa zona de comodidad.

Otro ejemplo, cuando te decía que no logro sentarme correctamente en una silla porque tengo la manía de despegar mis pies del piso, esa manía que puede parecer inocente a simple vista es en realidad una característica muy reveladora de la herida de rechazo (personalidad con tendencia a la ansiedad que quiere escapar de la realidad). Y son tipos de cosas que no puedes adivinar ni controlar si no tienes el conocimiento psicológico que viene detrás. 

Por eso, para trabajar tu postura puedes apoyarte en conocimiento psicológico para regular tu biología y estados de ánimo.

Las poses de poder : decide cómo te quieres sentir

Ya vimos que cuando aparece una emoción, tu cerebro informa en modo automático a los músculos la postura a adoptar (miedo, alegría, ira, tristeza). Esta reacción es tan rápida e instintiva que no se controla, como por ejemplo, un susto.

Pero la buena noticia es que también puedes revertir el proceso, educando tu cerebro a adoptar conscientemente posturas específicas, que informaran a tu sistema nervioso (centro emocional) que todo está bien, todo está en orden, no hay peligro. Es decir que tú mismo puedes influir en tu estado de ánimo y liberarte, o por lo menos reducir la influencia estresante del entorno.

«Sonrío y el espejo sonríe.»

La postura de poder se trata de mantener una actitud abierta (espalda derecha, cabeza erguida, hombros hacia atrás abriendo el pecho para facilitar la respiración calmada y los brazos relajados, ocupando el mayor espacio posible). Una postura recta no significa postura rígida, lo que se busca es tranquilizarnos frente a algo que nos intimida y hacer valer nuestro derecho de expresión.

Practicar esta postura durante tan solo unos minutos, ayuda a bajar el nivel de cortisol (la hormona del estrés) y aumentar el nivel de hormona de la confianza. Es la manera más natural y eficaz para engañar a tu mente temerosa y lanzarte a la conquista de tus sueños.

Conclusión

Más que una postura definida por estética, lo importante es cómo te sientes tú desde el interior. Y espero que con la ayuda de estos consejos, logres adoptar la estrategia adecuada, en el caso que quieras modificar tu comportamiento, para alcanzar una postura que refleja una identidad verdadera.

¿Qué te pareció este artículo?

¡Compartelo si aprendiste algo útil!

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
tips para dar masajes relajantes
Salud

5 trucos para dar masaje relajante como un Pro

¿Te gustaría conocer los básicos del masaje relajante para sorprender a tu pareja? ¿O tal vez para crear una conexión más estrecha con tus hijos y aliviar las dolencias de tus familiares? Todas las razones son excelentes para interesarse en la cultura del masaje…

Leer más »

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *